Precauciones con las Puertas Automáticas

La puerta automática es cómoda y la opción más acertada para los garajes comunes o privados e incluso para las puertas cortafuego correderas y guillotinas. Los modelos de puertas automáticas difieren según las necesidades de cada consumidor. En general, en garajes familiares, almacenes e industrias se opta por las puertas seccionales, correderas y basculantes.

BASCULANTE 2 H IND_02

Sin embargo, para que su uso sea seguro debemos tener en cuenta una serie de precauciones que a continuación os mencionamos:

  1. Hay que tener cuidado con caminar por la propia puerta automática cuando no queda espacio suficiente para una persona.
  1. Se aconseja que los niños con una altura inferior a 1,2 m y las personas con una movilidad reducida como lo son los ancianos o las personas con discapacidad, no pasen a través de una puerta automática.
  1. Otra recomendación es no quedarse en la puerta por un largo periodo de tiempo.
  1. No hay que atascar con ningún obstáculo ni forzar la puerta cuando está cerca del cierre ni los dispositivos que interactúan con ella.
  1. Durante un corte de energía, un mal funcionamiento o una situación de emergencia, hay que tomar la precaución de desactivar el automatismo de la puerta y abrir la hoja de forma manual.
  1. Otra sugerencia sería contar con dispositivos de protección, como pueden ser los detectores de presencia. En el caso de una cancela batiente, se aconseja que se instale un destellante para señalar el movimiento de la puerta o poner en lugar visible un cartel de peligro.
  1. Además, para evitar averías se deben engrasar los principales puntos como las bisagras, las cerraduras, el motor, las cadenas y los rieles.
  1. La humedad hay que controlarla, especialmente en aquellos casos en los que los automatismos son exteriores. Hay que vigilar que no se produzca la estanqueidad de agua en los motores y secarlos periódicamente. Aunque estos motores suelen estar preparados para sufrir todo tipo de inclemencias climatológicas, las lluvias y los cambios de temperatura pueden acabar afectando al funcionamiento del motor, las fotocélulas y los cuadros de maniobra.

Además de las precauciones mencionadas, es importante saber que se debe seguir un mantenimiento y revisión periódica para prevenir riesgos mecánicos, un mal funcionamiento y desgastes que provoquen problemas mayores.

En Puertas Roper somos expertos en el mantenimiento de puertas automáticas. Tus precauciones son fundamentales para evitar disgustos innecesarios, pero en cualquier caso, ponte en manos de nuestro equipo para asegurar que tu puerta automática se mantenga en perfectas condiciones.

La seguridad y fiabilidad de la puerta es fundamental para el bienestar del hogar y/o negocio y por ello, en ROPER disponemos de 4 tipos de contratos diferentes de mantenimiento que se adaptan a cualquier necesidad: Básico, Premier, Plus y Platino, siendo este último es más completo de todos contemplando las revisiones obligatorias, la mano de obra de las reparaciones, los materiales y el servicio de urgencia 24h los 365 días del año.

Comentarios (2)

Responder a Lucia de Cerrajeros Lucena - Cancelar respuesta