Sede Central

Exportaciones

America Central

Europa, África y América del Sur:

Somos Fabricantes de Puertas Metálicas Contáctanos

Cuanto mayor sea el detalle, más ajustado será el presupuesto generado (medidas, acabados, accesorios...)

4 tipos de Puertas Automáticas Industriales

El sector de las puertas automáticas es amplio ya que dentro de este tipo de puertas podremos encontrar puertas para garaje, puertas peatonales y/o puertas industriales.

Puertas Correderas Cancelas Industriales

 

Las Puertas automáticas son puertas que como ya dije la palabra son puertas para uso industrial en naves y pabellones, equipadas con motores ideados para trabajar de forma intensiva sin repercutir en su rendimiento.

Los automatismos aportan los siguientes beneficios: por un lado, la apertura y el cierre de dicha puerta de la manera más cómoda y sencilla; y por otro, la puerta trabajará a su vez de una forma más segura y eficaz.

Dentro de la categoría de puertas industriales, las más demandadas son la puerta corredera, la puerta seccional, la puerta guillotina y, por último, la puerta basculante 2 hojas.

Descubre cada tipo de puerta automática industrial y el uso de las mismas.

  1. Puerta Corredera industrial: este tipo de puerta está recomendada para espacios amplios como por ejemplo un hangar, pudiendo ser de una o más hojas. El funcionamiento de estas es el deslizamiento lateral hacia uno o ambos lados. La puerta corredera puede dejar libre todo el hueco de obra, siempre y cuando se tenga espacio suficiente para alojar la o las hojas una vez abiertas. Asimismo, puede ser colgada o apoyada y estar situada por el interior o por el exterior del hueco.

Características: seguridad, diversidad de acabados, adaptación a cualquier tipo de medidas y comodidad en la apertura tanto manual como automática.

  1. Puerta seccional industrial: gracias a sus distintas versiones como la estándar, la semiguillotina o la guillotina, esta puerta aporta diferentes soluciones, así como la posibilidad de adaptación a la cubierta. Mediante estas opciones se consigue un alto nivel de estética y funcionalidad, aprovechamiento de espacio en ancho y alto, adaptación de guía a techo y aislamiento térmico y acústico.
  1. Puerta guillotina industrial: funciona a través de hojas que se elevan verticalmente por la acción de los contrapesos, alojándose una detrás de otra. Es una muy buena opción para cerramientos de grandes huecos. La Puerta Guillotina industrial, al igual que las anteriores, puede ser de una o varias hojas y requieren de espacio libre encima del hueco para poder alojarlas. Además, todas las puertas llevan un sistema de seguridad para evitar que las hojas caigan en caso de rotura de cable.

Ventajas: Funcionalidad debido a su sencillo manejo y suavidad, robustez por su estructura compacta, durabilidad, adaptación a dintel de obra en base a número de hojas, posibilidad de levantar hoja superior para ventilación de nave y la existencia de un hueco libre de paso que se encuentra escondido detrás de los muros.

  1. Puerta basculante 2 hojas industrial: se trata de la puerta con mayor porcentaje de instalación en edificios de carácter industrial tales como naves, fábricas, etc. Su funcionamiento se basa en dos hojas que al abrirse se pliegan, controladas en todo momento por unos contrapesos a un lado o a ambos lados. Este tipo de puerta, al igual que todas las industriales, puede fabricarse manual o automática.

Destaca por su funcionalidad debido a su sencillo manejo y suavidad, por su robustez al tratarse de una estructura compacta, por su durabilidad, su amplia gama de automatismos y su comodidad al poder automatizarla adaptándose a todo tipo de uso.

Como podéis ver, son 4 los tipos de puertas automáticas orientadas a un uso industrial. Funcionales, profesionales y, sobre todo, de calidad. En Puertas ROPER, nuestro equipo cada día fabrica e instala este tipo de puertas con el objetivo de ofrecer el mejor servicio.

Scroll al inicio